Una tormenta es una o varias descargas bruscas de electricidad atmosférica que se manifiesta por su brevedad e intensidad (relámpago) o por el ruido seco o rugido sordo (trueno). Por tanto, para considerar que existe tormenta es condición necesaria y suficiente la existencia de aparato eléctrico.