¿Cómo afecta el calor a nuestra salud?

Cuando hace calor y en condiciones normales, el termostato interno de nuestro organismo produce sudor, que se evapora y refresca el cuerpo. No obstante, los días de calor intenso obligan al cuerpo humano a un esfuerzo de adaptación para mantener la temperatura corporal normal.

 

El calor no afecta a todas las personas por igual, algunas son más vulnerables

  • Personas mayores.
  • Con enfermedades (cardiovascular, respiratoria, neurológica, renal, diabetes, etc.) o tomando medicamentos (diuréticos, anticolinérgicos, antihistaminicos, fenotiazina, anfetaminas, psicofármacos, betabloqueantes, anticonceptivos, etc.).
  • Personas con discapacidades.
  • Personas con sobrepeso.
  • Infancia.

Consulte a su médico sobre las medidas que debe adoptar.

¿Qué podemos hacer para proteger nuestra salud?

Y si va a exponerse al sol...

 

  • Utilice una protección solar adecuada cuando se exponga al sol; aplíquela 30 minutos antes de salir de casa, de forma generosa; renuévela regularmente.
  • Protéjase los labios con un protector labial.
  • Evite los productos fotosensibilizantes (perfumes alcohólicos...)
  • Protéjase los ojos: las gafas de sol deben tener protección 100% frente a rayos ultravioletas y radiación azul visible